US Mennonite Brethren

One Family. One Lord. One Mission

Artículo 15: La Mayordomía

Mandato de Dios en la Creación                       

Creemos que el Universo y todo lo que en él hay pertenece a Dios el Creador. Dios ha confiado el cuidado de la tierra a toda la humanidad, quienes son responsables por el manejo de sus recursos. El buen administrador usa las abundancias del mundo para suplir la necesidad humana, pero resiste la explotación injusta de la tierra y sus habitantes. Toda dádiva de Dios se debe recibir con gratitud y debe usarse con responsabilidad.

Viviendo con Responsabilidad

Confesar a Jesús como Señor implica un cambio de valores. Jesús advierte que no se puede servir a Dios y a las riquezas. Preocuparse por el dinero y las posesiones, complicándose la vida y deseando acumular riquezas para beneficio personal significa que las enseñanzas bíblicas no se han puesto en práctica.

Dando Generosamente

La Biblia nos enseña a dar con alegría y abnegación por medio de la iglesia y en forma proporcional en agradecimiento a las bondades de Dios. Los cristianos no reclaman sus posesiones como propias, pero administran todos sus recursos, incluyendo el tiempo, el dinero, las habilidades e influencias en maneras generosas que glorifique a Dios. No desprecian a los pobres sino practican la ayuda mutua dentro de la iglesia y comparten lo que tienen con otros en necesidad. EL pueblo de Dios busca adoptar un estilo de vida de sencillez y contentamiento.

Génesis 1.28; Levítico 15.7-11; Salmo 24.1; 115.16; Proverbios 14.31; Amós 6.4-7; Malaquías 3.6-10; Mateo 6.19-34; 25.14-30; Lucas 6.38; 12.13-21; Hechos 2.42-47; 4.32-37; 1 Corintios 4.7; 16.2; 2 Corintios 8-9; Gálatas 6.7; Efesios 4.28; 1 Timoteo 6.6-10,17-19; Santiago 2.1-7,15- 16; 5.1-6; 1 Juan 3.16-18; Judas 11.

Artículo 15: La Mayordomía

Mandato de Dios en la Creación                       

Creemos que el Universo y todo lo que en él hay pertenece a Dios el Creador. Dios ha confiado el cuidado de la tierra a toda la humanidad, quienes son responsables por el manejo de sus recursos. El buen administrador usa las abundancias del mundo para suplir la necesidad humana, pero resiste la explotación injusta de la tierra y sus habitantes. Toda dádiva de Dios se debe recibir con gratitud y debe usarse con responsabilidad.

Viviendo con Responsabilidad

Confesar a Jesús como Señor implica un cambio de valores. Jesús advierte que no se puede servir a Dios y a las riquezas. Preocuparse por el dinero y las posesiones, complicándose la vida y deseando acumular riquezas para beneficio personal significa que las enseñanzas bíblicas no se han puesto en práctica.

Dando Generosamente

La Biblia nos enseña a dar con alegría y abnegación por medio de la iglesia y en forma proporcional en agradecimiento a las bondades de Dios. Los cristianos no reclaman sus posesiones como propias, pero administran todos sus recursos, incluyendo el tiempo, el dinero, las habilidades e influencias en maneras generosas que glorifique a Dios. No desprecian a los pobres sino practican la ayuda mutua dentro de la iglesia y comparten lo que tienen con otros en necesidad. EL pueblo de Dios busca adoptar un estilo de vida de sencillez y contentamiento.

Génesis 1.28; Levítico 15.7-11; Salmo 24.1; 115.16; Proverbios 14.31; Amós 6.4-7; Malaquías 3.6-10; Mateo 6.19-34; 25.14-30; Lucas 6.38; 12.13-21; Hechos 2.42-47; 4.32-37; 1 Corintios 4.7; 16.2; 2 Corintios 8-9; Gálatas 6.7; Efesios 4.28; 1 Timoteo 6.6-10,17-19; Santiago 2.1-7,15- 16; 5.1-6; 1 Juan 3.16-18; Judas 11.