US Mennonite Brethren

One Family. One Lord. One Mission

Artículo 3: La Creación la Humanidad

La Creación

Creemos que en el principio Dios creó los cielos y la tierra y todo fue muy bueno. Toda la creación expresa la soberana voluntad y diseño de Dios, pero permanece separada del Creador. El Universo pertenece a Dios, Quien lo cuida y lo sustenta. La creación declara la sabiduría y el poder de Dios e invita a todos a que le adoren.

La Humanidad

El acto culminate de la creación fue la raza humana, diseñada para vivir en armonía con Dios y en una relación de ayuda mutua los unos con los otros. Dios los creó varón y hembra, a Su imagen. El Creador les dio el sagrado mandamiento de gobernar y cuidar la creación, y la libertad de obedecerle o desobedecerle. Por medio de la desobediencia voluntaria de Adán y Eva, el pecado entró al mundo. Como resultado, la naturaleza humana es perversa y la humanidad está alejada de Dios y de la creación. La creación está bajo esclavitud y en continuo deterioro. La humanidad y la creación anhelan ser liberados.

La Nueva Creación

El pecado, la culpa y muerte no prevalecerán. Dios va a crear un cielo nuevo y una tierra nueva donde no habrá maldad, sufrimiento o muerte. Los inicios de esta nueva creación ya están presentes en aquellos que aceptan el perdón de Dios por medio de Cristo. En Cristo todas las cosas han sido reconciliadas y creadas nuevas.

Génesis 1-3; Salmo 8.6; 19.1-6; 24.1-2; 89.11; 95.5; 104; Proverbios 8.22-31; Isaías 40.12-31; 44.24; Juan 1.1-4,10; 17.5; Romanos 1.19-20; 5.17-21; 6.4; 8.18-25; 1 Corintios 8.6; 15.20-27; 2 Corintios 3.18; 4.6; 5.16-19; Gálatas 3.28, 6.15; Efesios 1.4,9-10; 2.11-22; 4.24; Colosenses 1.15-17; Hebreos 11.3; Apocalipsis 4.8-11; 21.1-5; 22.13.

Artículo 3: La Creación la Humanidad

La Creación

Creemos que en el principio Dios creó los cielos y la tierra y todo fue muy bueno. Toda la creación expresa la soberana voluntad y diseño de Dios, pero permanece separada del Creador. El Universo pertenece a Dios, Quien lo cuida y lo sustenta. La creación declara la sabiduría y el poder de Dios e invita a todos a que le adoren.

La Humanidad

El acto culminate de la creación fue la raza humana, diseñada para vivir en armonía con Dios y en una relación de ayuda mutua los unos con los otros. Dios los creó varón y hembra, a Su imagen. El Creador les dio el sagrado mandamiento de gobernar y cuidar la creación, y la libertad de obedecerle o desobedecerle. Por medio de la desobediencia voluntaria de Adán y Eva, el pecado entró al mundo. Como resultado, la naturaleza humana es perversa y la humanidad está alejada de Dios y de la creación. La creación está bajo esclavitud y en continuo deterioro. La humanidad y la creación anhelan ser liberados.

La Nueva Creación

El pecado, la culpa y muerte no prevalecerán. Dios va a crear un cielo nuevo y una tierra nueva donde no habrá maldad, sufrimiento o muerte. Los inicios de esta nueva creación ya están presentes en aquellos que aceptan el perdón de Dios por medio de Cristo. En Cristo todas las cosas han sido reconciliadas y creadas nuevas.

Génesis 1-3; Salmo 8.6; 19.1-6; 24.1-2; 89.11; 95.5; 104; Proverbios 8.22-31; Isaías 40.12-31; 44.24; Juan 1.1-4,10; 17.5; Romanos 1.19-20; 5.17-21; 6.4; 8.18-25; 1 Corintios 8.6; 15.20-27; 2 Corintios 3.18; 4.6; 5.16-19; Gálatas 3.28, 6.15; Efesios 1.4,9-10; 2.11-22; 4.24; Colosenses 1.15-17; Hebreos 11.3; Apocalipsis 4.8-11; 21.1-5; 22.13.